miércoles, 31 de octubre de 2012

Lee, subraya, resume...

En esta ocasión vamos a hablar sobre técnicas de sintetización, es decir, de cómo podemos transformar un tema de 50 hojas en la décima parte más o menos. Estas técnicas son muy útiles para asignaturas como historia, filosofía, geografía .. En estas materias nos solemos encontrar con temas muy extensos en cuanto a páginas y también con muchas palabras claves, tecnicismos, etc. Aunque también se pueden utilizar en otras materias, ya que cuanto más elaboremos nuestros apuntes mejor para nosotros.
Como hemos dicho anteriormente, hay veces que nos encontramos ante un "tocho" de folios que tenemos que estudiar. Lo primero que debemos saber es que estas asignaturas tan extensas se deben llevar al día, es decir, no vale con ponerse a hacer los apuntes una semana antes del examen, ya que una semana antes lo que deberíamos estar haciendo es estudiarlos, no hacerlos. Poco a poco y a lo largo del trimestre, podemos ir elaborando resúmenes, esquemas y subrayando textos. Aparte de que nos adelantará mucho trabajo de cara al final del trimestre, si elaboramos los apuntes justo después de haberlo trabajado en clase, será más fácil y rápido ya que lo tendremos más "fresco". A continuación hablaremos de 3 técnicas de estudio muy utilizadas para combatir los temarios extensos.

1. El Subrayado.

Todos sabemos lo que es subrayar, pero no todos lo sabemos hacer correctamente. A veces, la gente subraya solo las definiciones o las palabras en negrita. Esto no es subrayar. Si una palabra esta en negrita se supone que es importante y por lo tanto no es necesario volver a remarcarlo. La mayoría de las veces se subraya un texto sin haberlo leído anteriormente y eso es un error. No podemos extraer las ideas principales de un texto sin haberlo leído con anterioridad. También hay que ir con cuidado con el exceso de información, ya que cuando empezamos a subrayar a veces somos demasiado generosos. El subrayado pretende destacar las ideas principales de un texto y, subrayar el 80% del texto no es sintetizar mucho. El subrayado también es muy útil en el momento de la explicación. No es necesario que el profesor ordene que subrayemos lo más importante del texto cada vez que da una clase. Debemos ser nosotros los que estemos atentos a la explicación y cuando el profesor diga "esto es importante" o "recordad esto" nosotros lo subrayemos en el momento. De ese modo ya no se nos olvidara a la hora de hacer los apuntes.

2. El resumen

El resumen es una abreviación del texto original. Es decir, el resumen debe intentar guardar la estructura del texto original, su introducción, el desarrollo y la conclusión. Evidentemente no se trata de copiar frases del texto literalmente y reescribirlas en un folio, ya que carecería de cohesión y coherencia. Es más, en el resumen podemos incluir frases o aportaciones hechas en clase por el maestro o los compañeros para complementar la información ya existente. El resumen tiene un carácter personal, ya que somos nosotros quien decidimos lo que poner, pensando que será lo más importante. Al igual que el subrayado, hay que tener cuidado a la hora de escribir ya que podemos cometer el error de plasmar información innecesaria. Esto se puede evitar si antes hemos leído bien lo que tenemos que resumir. Por último, añadir que en los resúmenes que son para uso propio, es decir, los que son para estudiar cada uno en casa, también se pueden utilizar abreviaturas a la hora de escribir, pero hay que tener cuidado con esto. Si utilizamos muy a menudo estas abreviaturas corremos el peligro de que a la hora de escribir un texto formal, como puede ser un examen, se nos pueda colar alguna sin darnos cuenta y esto supondría un error de ortografía grave.

3. El esquema.

El esquema al igual que el resumen, dependen un poco de lo que hayamos subrayado anteriormente (de ahí la importancia de subrayar en clase). Un esquema podríamos decir que es como una jerarquización gráfica de las ideas principales de un texto. En otras palabras, ordenar por importancia las ideas principales del texto. El esquema se suele utilizar en textos que contienen varias ideas principales y varias secundarias. O también en textos que nos hablen de dos ideas principales a la vez pero que no se mezclen entre ellas. Aunque personalmente, yo los esquemas siempre los utilizaba a modo de "índice". Si nos fijamos, todos los indices tienen modo de esquema, normalmente numéricos. Los esquemas se pueden utilizar para sintetizar un texto pero yo creo que son más útiles a la hora de organizar varios resúmenes dentro de un mismo tema. En los esquemas pondría los títulos de los resúmenes y estos ordenados. De tal manera veríamos organizada toda la materia de un mismo tema y el orden que sigue. También nos ayudaría a la hora de marcar que partes del esquema hemos estudiado y que partes no o marcar partes del esquema que debemos repasar más dada su dificultad.

Estos han sido algunos de los métodos para estudiar temas largos, aunque me gustaría que alguno de los lectores aportara alguno más. Sólo me queda decir que estos métodos son útiles si se realizan con paciencia y con tiempo por delante. Los temas largos requieren horas de estudio y esas horas no pueden ser utilizadas para hacer resúmenes o esquemas. Por lo tanto más vale prevenir que tener que lamentar!!

UN ABRAZO!!!




No hay comentarios:

Publicar un comentario